Costa Dorada        

Población turística y comercial, situada en un enclave de comunicaciones por carretera (N-340), autopista (A-7, salida 32) y tren (estación propia, Corredor del Mediterráneo). El municipio de Torredembarra, formado por diversos núcleos poblacionales, tiene una extensión de 857,81 ha y una población estable que ya ha llegado a los 10.000 habitantes. Se encuentra a 12 Km de la Tarragona romana y a 80 de la cosmopolita y olímpica Barcelona, y a muy poca distancia de la ruta del Císter, el parque temático Port Aventura, el parque natural del Delta del Ebro, diversos clubes de golf y toda una rica oferta cultural, deportiva y lúdica
Torredembarra, en pleno corazón de la Costa Dorada, es una localidad atractiva y sugerente para la gente que la visita, ya sea en la bonanza del invierno, ya sea en el dinamismo del verano. Desde las huellas de la antigüedad romana hasta la modernidad de su puerto, Torredembarra ofrece muestras culturales y deportivas diversas, una rica gastronomía, ocio y entretenimiento... y una situación y una climatología inmejorables.
Un lugar que ya descubrieron los romanos. Al pie de la Vía Augusta, Torredembarra conserva las huellas de aquellos colonizadores: los restos de la Villa del Moro y la sabiduría acogedora del clasicismo mediterráneo que conforma la manera de ser de su gente. Torredembarra, aún así, no nació como pueblo hasta la época feudal, con el núcleo primitivo de Clarà y el posterior de Torredembarra, del cual aún se conserva parte de la muralla, el Castillo, la Torre de la Villa, la iglesia y la configuración del barrio antiguo. Pueblo agricultor y marinero, la riqueza medieval de la población se fomenta en la existencia de importantes salinas en su término y un mercado semanal que todavía se mantiene cada martes, aunque con un contenido bastantes diferente, pero suficientemente interesante para los visitantes.